DUEÑO DE LABOR ILEGAL COMPRA SILENCIO DE FAMILIARES DE MUERTOS EN CERRO EL TORO - TRUJILLO ES HOY

viernes, 7 de mayo de 2021

DUEÑO DE LABOR ILEGAL COMPRA SILENCIO DE FAMILIARES DE MUERTOS EN CERRO EL TORO

 Tierra de nadie. La muerte de tres hermanos y  otro minero por culpa de la minería ilegal en el cerro El Toro (Huamachuco) estaría en camino de quedarse en la sombra de la impunidad, debido a que, a costa de todo, las mafias mineras del lugar pretenden borrar todo rastro para evadir la justicia. 

Unos 30 mil soles es el pago que habrían ofrecido para comprar el silencio de los deudos a fin de evitar que la tragedia salga a la luz.  En esta zona tomada por los ilegales, la Fiscalía ni la Policía pudieron realizar las diligencias de ley.

Pese a que a todas luces, los hermanos Ricardo Valderrama Altamirano, Alejandro Paulino Valderrama Altamirano, Esteban Hipólito Valderrama Altamirano y Merardo Fernández Acebedo  habrían perdido la vida a consecuencia de un derrumbe y la inhalación de gases tóxicos en un socavón ilegal de Mineral Doña Julia, el dueño de esta propiedad, Jorge Espejo Moreno, pretendió ocultar el hecho.  Esto lo habría conseguido Jorge Espejo, quien  es  dirigente de las rondas de Shiracmaca.  

Apenas se dio la alarma en la labor ilegal de Jorge Espejo Moreno, este dio la orden inmediata de cierre. “No quiso que entrara nadie. Nosotros le dijimos que podíamos intentar un rescate, pero don Jorge dijo que ya no podíamos hacer nada. Que era mejor cerrar para evitar que entren los familiares y esperar la noche para sacar a nuestros compañeros”. Ese fue el testimonio de un trabajador ante los familiares que pronto llegaron al lugar enterados de la noticia.

Por su parte, según denunció Paolita Gómez Henríquez, conviviente  de  Ricardo Valderrama,  el dueño de la minera, Jorge Espejo y su socio de nombre Felix, contactaron a las familias  diciéndoles que las muertes eran parte del trabajo y que si no denunciaban les iban a  entregar 30 mil soles de lo contrario tenían que asumir las consecuencias. 

“Llegó el señor Jorge Espejo y un tal Félix. Me dijeron que mi esposo había muerto por los gases tóxicos y si llegamos a un acuerdo me darían 30 mil soles. Pero si denuncio el trae a su abogados y saldría perdiendo, porque él tiene mucha plata. Alegó que él no los llama a trabajar, son ellos los que vienen a buscar trabajo. Que la vida es así y que varios han muerto en la mina, pero nadie ha hecho ningún escándalo”, contó afligida mujer, quien es expresidenta de rondas campesinas del poblado Curumbamba.

La desconsolada mujer junto a  los familiares de Merardo Fernández Acevedo esperaron hasta alta horas de la noche  en los exteriores de la labor ilegal Doña Julia en busca de alguna noticia, pero  los vigilantes, con perros en mano, no se les permitían ingresar,  ni les brindaban ninguna información sobre los cuerpos de los trabajadores. “Por las noticias me he enterado, no me contestan los dueños. Han sacado sus perros y no nos quieren informar”, lamentó desconsolada la viuda de Merardo.

 

A través de cámaras de vigilancia lograron captar cuando personal de esta labor retiró los cadáveres en medio de la oscuridad y sin la presencia del fiscal de turno, pese a que los deudos instaron que al Ministerio Público intervenir la zona.  

 

A pesar de ello, el fiscal Adjunto en el Despacho de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de Sánchez Carrión,  Ronal Urruitia Castillo no tomó ninguna acción. “Lo único que puedo decir es que se realizarán las investigaciones”, dijo el fiscal Urrutia. Mientras tanto, los cadáveres estaban siendo trasladados a Cajabamba y Jorge Espejo clausuraba su socavón para evitar una inspección. Teniendo en  cuenta que  si  no existe denuncia, ni cuerpo,  no existe delito.

 

Rondas tomarán acciones

 

Las Rondas Campesinas de Huamachuco anunciaron que tomarán acciones frente a la serie de muertes que se registran en la zona sin que hasta la fecha haya algún responsable. Completamente indignados se dirigieron hasta la sede del Ministerio Público para exigir al fiscal Urruitia Castillo  investigue el hecho y   la compra de conciencias y silencios en este caso para que más muertes no queden en la impunidad.  

Es increíble que el Ministerio Público no haya actuado con firmeza en Huamachuco, apenas se informó que cuatro personas habían muerto en un socavón ilegal. Resulta inadmisible que Ronald Urrutia Castillo, no se haya dirigido al lugar de los hechos para realizar las investigaciones.

Sin duda, esta  es una arista que debe investigar en cerro El Toro a profundidad,  pues allí reposaría la raíz de tanta impunidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario