Priorizar la vacunación pidió Llempén al presidente Pedro Castillo - TRUJILLO ES HOY

martes, 27 de julio de 2021

Priorizar la vacunación pidió Llempén al presidente Pedro Castillo

 No puede haber reactivación económica sin asegurar primero la salud de los peruanos. Desde La Libertad y como presidente de la Mancomunidad de la Macro Región Nor Oriente del Perú, Manuel Lempén invoco al nuevo presidente de la República, Pedro Castillo, priorizar el proceso de vacunación a nivel nacional siguiendo la estrategia de velocidad, seguridad y transparencia; garantizando el reparto equitativo y justo de las vacunas, empezando por las regiones de mayor población y con mayor riesgo de rebrotes ante una tercera ola.

 

Durante su discurso de orden y mensaje a la región, en la sesión solemne del Consejo Regional de La Libertad conmemorando el Bicentenario de la Independencia Nacional, hizo un recuento de gestión y pidió seguir luchando para independizarnos de la pobreza, de la marginación, de la desnutrición y del hambre.

 

“Trabajemos juntos para liberarnos del racismo, del machismo, del egoísmo, de los intereses políticos personales, de la desinformación, y combatamos unidos la corrupción, el mal que tanto daño le hace a nuestra querida patria, y que aún nos mantiene encadenados. Que los 200 años de independencia nos sirvan para reflexionar, y replantear nuestra actitud de cara al futuro, con la guía de Dios Todopoderoso”, manifestó.

 

Han pasado 200 años desde que el Gral. José de San Martín proclamó nuestra independencia el 28 de julio de 1821, la que fue gestada medio año antes, el 29 de diciembre de 1820, en la Intendencia de Trujillo, donde dimos el primer grito de libertad gracias a próceres y precursores como José Faustino Sánchez Carrión, el marqués José Bernardo de Torre Tagle, José Luis de Orbegoso, y de valerosos soldados liberteños que se unieron a las huestes libertarias para vencer al yugo español, en gloriosas batallas, dijo al iniciar su discurso.

 

“Que quede claro para toda la patria y el mundo, que el Perú le debe su independencia a Trujillo, porque sin 29 de diciembre de 1820, no habría un 28 de julio de 1821. Es por esta noble y justa razón, que nuestra región recibió por nombre La Libertad”, puntualizó.

 

¿Qué significa vivir en libertad? ¿A 200 años de independencia, somos realmente libres? Reflexionar sobre esto es crucial para caminar hacia el futuro. Por eso les comparto la visión que nos hemos trazado al año 2030: “Convertir a La Libertad en una región próspera, moderna, competitiva, sostenible, con servicios de calidad en salud y educación”, añadió.

 

Señaló luego que tal visión fue trazada teniendo como base los 17 objetivos mundiales del desarrollo sostenible, y se fundamenta en el primer artículo de nuestra Constitución Política del Perú, que señala: La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad, son el fin supremo de la sociedad y del Estado.

 

Sin embargo, el primer reto al que nos enfrentamos es un sistema público burocrático que prioriza los procedimientos engorrosos, con normas, incluso legales, que han sido diseñadas para poner a la persona al final, privilegiando los plazos, los protocolos, el centralismo, el status quo, la ley del mínimo esfuerzo.

DISCURSO CON LOGROS DE GESTIÓN

En nuestra gestión hemos iniciado el cambio, instituyendo a la innovación como el eje fundamental para la toma de decisiones que generen el bienestar de los 2 millones de liberteños. Sobre la base de la innovación, la transparencia es el segundo pilar más importante, porque una revolución verdadera necesita valores como la honestidad, la justicia, la disciplina, la vocación de servicio y la solidaridad.

 

El gran reto es llevar prosperidad hacia los pueblos más alejados, trabajando arduamente para devolverle al ciudadano su dignidad, su derecho de vivir con servicios básicos, con acceso a salud y educación de calidad, su derecho a estar conectado con el mundo, a crecer económicamente, a trascender, a vivir con felicidad, tranquilidad y oportunidades, agregó.

TRUJILLO RESILIENTE

El año 2019 sentamos las bases de la gestión, sin saber que una pandemia llegaría. Sin embargo, pudimos realizar gestiones de relevancia histórica. A la fecha hemos conseguido más de 10 mil millones de soles, lo ya está comprometido en megaobras de infraestructura, como el proyecto “Trujillo Resiliente”, que implica la construcción de diques y canales para controlar las tres quebradas San Ildefonso, el León Dormido y San Carlos, así como la instalación del drenaje pluvial en la ciudad de Trujillo; el reforzamiento de las riberas de los ríos Chicama y Virú, y la construcción de cuatro colegios.

 

Estas obras que ya comenzaron son logros conseguidos gracias al trabajo conjunto con la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, y a un nuevo método más eficaz y transparente de ejecución, como es el convenio Gobierno a Gobierno. Somos la primera región del país que apostó por la innovación con este sistema, y es el gobierno del Reino Unido quien ya ganó la buena pro y espera el segundo semestre de este año para comenzar a hacer realidad las grandes obras.

FIBRA ÓPTICA

En la era de la información, un pueblo desconectado está condenado a la pobreza, a la marginación y al subdesarrollo. Por eso, en el 2019 iniciamos la gestión de un proyecto emblemático, que cambiará la vida de miles de familias del ande de 730 localidades de las doce provincias de la región. Me refiero al proyecto de banda ancha para la conectividad integral, que llevará un internet rápido y potente a esas zonas, además de telefonía clara y televisión digital. Son más de 1,500 kilómetros de fibra óptica que ya están siendo instalados, con lo que llevaremos calidad de vida a más de 260 mil liberteños.

 

Al término del proyecto se podrán desarrollar importantes avances como la telemedicina, la teleducación, la teleseguridad, además de conseguir la inclusión financiera para que los beneficiarios de programas sociales obtengan el apoyo económico del Estado. El proyecto supera los 128 millones de dólares de inversión, y mejorará los servicios de internet de 743 colegios, 186 establecimientos de salud y 30 dependencias policiales. El sueño de la conexión total de La Libertad, en esta gestión del Bicentenario, ya se está haciendo realidad.

CORREDORES VIALES Y AERÓDROMOS

De los más de casi 2 mil kilómetros de carreteras regionales que tiene La Libertad, al iniciar mi gestión, encontré menos de 60 kilómetros asfaltados. Solo 60 de 2 mil kilómetros. Una brecha inmensa e indignante. Por eso, en el 2019 firmamos un convenio con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, en el cual ya está comprometido el presupuesto para dejar asfaltados más de 1600 kilómetros de carreteras, mediante cinco corredores viales que integren transversalmente a las 12 provincias, principalmente las del ande.

 

A estas obras, se incluyen los constantes mantenimientos de vías nacionales, caminos departamentales y vecinales, el préstamo de maquinaria a las municipalidades, con enfoque especial a las provincias más alejadas.

 

No obstante, la obra del Bicentenario será llegar a la provincia de Bolívar por el interior de La Libertad, en tan solo 9 horas de viaje. Por ahora, para llegar hasta allá debemos salir de La Libertad, subir por Cajamarca y luego volver a bajar, haciendo un tramo de más de 20 horas de viaje. Y así ha sido durante 104 años. ¡104 años han pasado!  La carretera desde el nuevo y moderno Puente Calemar que construimos, hasta el sector Abra El Naranjillo, está a punto de ser inaugurada, y será el hito histórico de la conectividad para nuestra región.

 

Pero la conectividad no es solo carreteras. También es fortalecer los puentes aéreos, por eso abrimos el aeródromo en el distrito de Urpay, provincia de Pataz, reduciendo los tiempos de más de 18 horas, a menos de 40 minutos en avioneta. Y de esta misma forma queremos seguir abriendo más aeródromos para llegar por aire a los rincones más alejados de la región.

SIEMBRA Y COSECHA DE AGUA

El agua es vida. Por eso, nuestro objetivo desde el inicio de la gestión fue impulsar la agricultura, no solamente desde el Proyecto Especial Chavimochic, sino en las cerca de 400 mil hectáreas que posee el ande liberteño. Con innovación y rompiendo esquemas burocráticos, creamos el programa “Siembra y Cosecha de Agua”, mediante el cual le estamos cambiando la vida a más de 20 mil familias campesinas del ande liberteño.

 

A la fecha, hemos construido más de 10,400 reservorios de diversos tamaños, en los cuales las familias almacenan agua, la conservan y la hacen producir para sembrar y cosechar ya no solo una vez al año, en época de lluvia, sino los 365 días del año.

 

Este giro disruptivo constituye ese salto cualitativo, que siempre pongo como ejemplo de desarrollo sostenible. Los reservorios son construidos con el apoyo de las municipalidades, de los propios campesinos asociados, del gobierno central a través del Ministerio de Desarrollo Agrario, y de la Gerencia Regional de Agricultura del Gobierno Regional, que dirige el proyecto y da el soporte técnico, capacita y coloca las geomembranas.

 

Los reservorios generan una extraordinaria cadena productiva de valor, pues al haber agua todo el año, surge la ganadería, la crianza de cuyes, la piscicultura y la reforestación. Siempre decían, ¿para cuándo un Chavimochic en la sierra? Pues señores, allí lo tienen, ya produce frutos, y nos acerca a nuestra visión de prosperidad para mis hermanos del ande.

LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

En el universo no existen las casualidades. Todo tiene una causa, un propósito. No es coincidencia ni capricho del destino, que precisamente cuando cumplimos 200 años de independencia, pongamos nuevamente a prueba nuestra capacidad de unirnos para luchar por la libertad.

 

En marzo del 2020 llegó una pandemia devastadora, un virus microscópico que puso al mundo y al Perú de rodillas, que, en nuestra región, ha cobrado la vida de casi 10 mil liberteños.  Sin embargo, hoy, gracias al esfuerzo de nuestros valerosos médicos, enfermeras, técnicos y demás profesionales de la salud, nos estamos levantando. La Libertad lidera el proceso de vacunación ccovid-19 a nivel nacional, siendo reconocidos por el gobierno de emergencia y transición democrática, que preside Francisco Sagasti.

 

Hermanas y hermanos: las crisis son oportunidades para brillar. Desde la región La Libertad, podemos estar orgullosos de decir que hemos sido ejemplo nacional de políticas y estrategias de lucha contra la pandemia.

 

Fuimos la primera región en instalar un Comando Regional de Autoridades COVID-19, que me honro en presidir, en el cual participan las máximas autoridades de la región, y en donde seguimos tomando las decisiones. La Gerencia Regional de Salud lidera el comando técnico de operaciones, junto con el Colegio Médico, EsSalud, los directores de los hospitales Minsa y de las clínicas privadas, así como gerencias regionales.

 

Estas dos unidades de comando sesionan semanalmente para evaluar el trabajo y medir resultados. Fuimos la primera región en realizar las campañas masivas de descarte y detección temprana de covid-19, en las doce provincias, implementando la estrategia de evitar que los pacientes lleguen a hospitalización.

 

Somos la región, después de Lima y Piura, que más ha invertido en la lucha contra la pandemia: hemos superado ya los S/ 146 millones, con los cuales pagamos a nuestros médicos, enfermeras, técnicos, y compramos equipos de protección, balones de oxígeno, mejoramos la infraestructura y el equipamiento en los establecimientos de salud.

 

La pandemia es veloz y mortal, no espera. Esto nos obligó a hacer crecer exponencialmente nuestra oferta hospitalaria. Crecimos 8 veces el número de camas hospitalarias. Crecimos 5 veces el número de camas UCI. Construimos y habilitamos hospitales covid, como los centros temporales de hospitalización del Colegio Ramón Castilla, el de Salaverry, y el del Complejo Chan Chan.

 

De no tener ninguna, pasamos a tener 20 plantas de oxígeno medicinal e isotanques, de diferentes tipos y capacidad, en toda la región, gracias al valioso apoyo y trabajo conjunto con la Iglesia, las municipalidades y la empresa privada. Ahora, estamos a punto de inaugurar la primera planta criogénica o fábrica de oxígeno medicinal, la cual ya supera el 85% de avance, y llenará desde Pacasmayo 300 balones de 10m3 diarios, para salvar vidas no solamente de liberteños, sino de nuestros hermanos de las regiones vecinas.

 

Sin embargo, todo este esfuerzo histórico, que constituye todo un récord de velocidad para la actual gestión pública, no ha sido suficiente. Tampoco fue suficiente para todo el Perú. Y tampoco fue suficiente para los demás países del mundo.

 

Las naciones más poderosas, líderes en equipamiento, infraestructura y tecnología, también sucumbieron. Sin embargo, nos queda la satisfacción de haber salvado y seguir salvando miles de vidas con el esfuerzo realizado. Nuestra principal misión, es recuperar la salud de los liberteños, para iniciar la reactivación económica lo antes posible, y adaptarnos para vivir en esta nueva normalidad.   

 

Durante la guerra contra el coronavirus, muchos han caído. Todos hemos perdido familiares, amigos, compañeros, médicos, policías, soldados, agentes de seguridad ciudadana, bomberos, enfermeras, maestros. Por eso, quiero pedirle a todo mi pueblo liberteño, que por la memoria de quienes ya no están, sigamos cuidándonos usando la doble mascarilla, manteniendo el distanciamiento, y vayamos con fe a vacunarnos para salvar nuestra vida, sin dejarnos manipular por falsas informaciones. Solo de esta forma podremos celebrar con orgullo, una vez más, nuestra libertad.

 

Llempén concluyó su intervención manifestando su gratitud a todo el equipo de funcionarios y trabajadores del Gobierno Regional por acompañarlo en la realización de la noble visión al 2030. Quiero agradecer a la Iglesia, por su valioso apoyo y liderazgo. Manifiesto mi profunda gratitud a mis alcaldes provinciales y distritales, por su respaldo. Agradezco a todas las autoridades, las cuales nos hemos unido más en esta pandemia. Muchas gracias Ejército del Perú, Policía Nacional, Marina de Guerra, Ministerio Público, Prefectura, Corte Superior de Justicia, Defensoría del Pueblo, Contraloría, Indeci, Bomberos. Mi gratitud y reconocimiento especial al MTC, cuyo ministro coordinador y asesores han sido de fundamental ayuda para las gestiones de todos estos logros.

 

Muchas gracias a la Cámara de Comercio de La Libertad, a todas las empresas mineras, agroexportadoras, universidades y asociaciones privadas que han demostrado su compromiso con el pueblo con donaciones y financiamientos. Esta pandemia nos ha brindado la extraordinaria oportunidad de que se unan lo mejor del Estado, la academia, la empresa y la sociedad civil organizada, que constituyen las cuatro hélices de la innovación social. Gracias también a todos los consejeros regionales, porque a pesar de nuestras diferencias políticas, hemos sabido consensuar y ponernos de acuerdo para sacar adelante los proyectos de desarrollo, y poner primero la vida y la salud del pueblo liberteño.

 

Liberteños, solo la verdad nos hará libres. ¡Seamos libres, seámoslo siempre!¡Viva Trujillo! ¡Viva La Libertad! ¡Viva el Bicentenario de la Independencia! ¡Viva el Perú!, señaló al final.

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario