VIVIENDAS EN RIESGO DE COLAPSAR POR MINERÍA ILEGAL EN HUAMACHUCO - TRUJILLO ES HOY

martes, 27 de julio de 2021

VIVIENDAS EN RIESGO DE COLAPSAR POR MINERÍA ILEGAL EN HUAMACHUCO

  Shiracmaca es un caserío de Huamachuco que ha sido tomado por los mineros ilegales. Allí la mayoría tiene relación con ellos porque están involucrados  en este rentable negocio ilícito. Unos venden los sacos que sirven para acopiar el mineral robado. Existen también los que venden cianuro y materiales químicos a cualquier hora del día.  

No faltan los que alquilan sus camiones para transportar la carga ilícita a Trujillo. Quienes tienen más cercanía, cobran por dar pase en sus terrenos y permiten que se abra un nuevo socavón donde cada año mueren personas. Y otros prestan sus casas para almacenar  los explosivos.

A pesar de que algunos no quieren nada con estas mafias, Shiracmaca se ha convertido en el gran socavón que oculta a los mineros ilegales de Huamachuco,  que vienen causando  daños irreversibles al medioambiente y a la población que calla por temor a las represalias.

Recientemente, un poblador se armó de valor  y denunció  la amenaza que representan las labores mineras ilegales que se ubican a solo unos metros de las viviendas de este lugar en la provincia de Sánchez Carrión. En la zona, según los vecinos,  operaría  Reynaldo Sánchez Ballena, el hermano del conocido “Chasqui Bravo”.

Roberto Reyes Peña teme que su vivienda puede desplomarse tras descubrir que  debajo de la misma cruza un socavón construido por mineros ilegales para realizar sus exploraciones de mineral.  Acompañado de varios vecinos, temerosos de dar su nombre por miedo a las represalias de los ilegales, Roberto Reyes señaló que el piso de su casa ha empezado a hundirse y las paredes a rajarse.  

“En cualquier momento puede ocurrir una desgracia. Las casas de Shiracmaca se rajan por las detonaciones subterráneas de los mineros ilegales. A 100 metros de mi propiedad hay actividad minera ilegal y hacen disparos subterráneos durante la madrugada”, aseguró.

El agraviado mostró  el enorme forado en el piso de su comedor  y las grietas  por las explosiones de los ilegales que están destruyendo su predio, ya que no solo afecta a las paredes, sino también a los cimientos de su vivienda que podría colapsar en cualquier momento, al igual que otros  inmuebles vecinos.  

 “Cuando protesté, el dirigente de la JASS, Delmer Alva, sobrino del pastor Oswaldo Alva Polo, me ofreció pedir dinero de los mineros ilegales como compensación económica.  También hablé con el supuesto presidente de las rondas, Jorge Espejo Moreno pero no recibí el apoyo respectivo. Tampoco de los medios locales”, afirmó el poblador, quien dejó entrever que intentaron responsabilizar, como siempre,  a la empresa Summa Gold de los daños.

Lamentó que las autoridades y dirigentes  de este caserío “no hagan absolutamente  nada cuando se trata de la minería informal”.  “Cuando no apoyamos a los mineros ilegales, estos nos amenazan de muerte. Han agredido a la madre de la teniente gobernadora, retuvieron al agente municipal nombrado por el concejo y en el colmo Delmer Alva,  fue acusado de golpear a una de nuestras vecinas.  Nos amenaza con cortarnos el agua si no apoyamos a su tío Oswaldo Alva Polo”, sostuvo por su parte otro morador.

El caso fue denunciado ante la Fiscalía y la Policía de Huamachuco. Sin embargo, la población no confía en el accionar de estas instituciones  que también muestran pasividad para enfrentar a las mafias mineras.  “Los fiscales de Huamachuco y oficiales de la Policía Nacional destacados en   esta ciudad conocen muy bien a los principales  ilegales que operan aquí. Algunos de ellos, en ocasiones, han visitado Shiracmaca para tener algún diálogo con los mineros ilegales o se reúnen en cafeterías. Sobre todo un fiscal que, por obra del destino, siempre tiene los casos de minería ilegal”,  advirtieron los moradores.

En el lugar operan clanes familiares encabezados por los hermanos Sánchez Ballena, Guillermo Gonzales, al igual que los cuestionados  Jorge Espejo Moreno y el pastor Oswaldo Alva Polo, dueños de operaciones mineras que realizan sus actividades de forma irregular.  Posiblemente las influencias que manejan los ilegales han permitido que las investigaciones policiales y fiscales se demoren cuando se trata de minería y queden en el olvido.

Se aferran al cargo

Como se sabe Oswaldo Alva Polo y Jorge Espejo Moreno enfrentan procesos penales por homicidio por la muerte de mineros al interior de socavones.  A pesar de ello, ambos quieren ocupar los cargos de agente municipal y presidente de ronda de Shiracmaca, respectivamente. Al parecer, para resguardar sus intereses.

En Shiracmaca  tener poder es vital para dar facilidades al tráfico de explosivos y traslado de material robado durante la noche. Por ello, los pobladores pidieron se destine personal policial para erradicar estas  mafias muy bien organizadas  que continúan operando con total impunidad; incluso, en este periodo de pandemia, exponiendo a su personal a contraer el coronavirus. 

Esperamos que de los 100 agentes DIROES destacados a La Libertad algunos vengan a Huamachuco. Estamos preocupados porque los mineros ilegales se mueven con libertad absoluta a pesar de que están suspendidas todas las actividades mineras en el cerro El Toro”, señalan las autoridades vecinales del caserío. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario