PIDEN QUE MUERTES POR MINERÍA ILEGAL NO QUEDEN IMPUNES - TRUJILLO ES HOY

lunes, 2 de agosto de 2021

PIDEN QUE MUERTES POR MINERÍA ILEGAL NO QUEDEN IMPUNES

 El caso de  cuatro mineros que murieron  en un socavón ilegal de Huamachuco, el pasado 5 de mayo, corre el riesgo de quedar impune. Las víctimas perdieron la vida al inhalar gases tóxicos y por veinte soles diarios que cobraban al final de la jornada. Esa noche, sin equipos apropiados y carentes de máscaras especiales, ingresaron a las entrañas de la tierra para no volver jamás. 

Los deudos piden que las muertes no queden en la sombra de la impunidad.  “Me ofrecieron 15 mil soles por el cadáver de mi esposo y para obligarme a no denunciar”, ha declarado Lidia Ángela Roque Vargas, esposa de uno de los fallecidos. Y agregó que todos los trabajadores de Minerals Doña Julia saben que se trata de una labor ilegal. “Mi esposo sabía que trabajaba para un minero ilegal. Es más, no le daban ni mascarillas para trabajar. Y lo más triste es que quien ha recibido los 15 mil soles es su hermano”, denunció.

 El hecho corrobora, una vez más, que los mineros ilegales de Huamachuco manejan un “tarifario de cadáveres”. Ofrecen el dinero cuando alguien muere en sus socavones ilegales para evitar que se denuncie el hecho a las autoridades.

El día de la tragedia, según denunciaron los deudos, el dueño de Minerals Doña Julia,  Jorge Espejo Moreno, presunto cabecilla de los mineros ilegales de Huamachuco, ordenó a su gente cerrar la entrada con trancas y que pusieran las camionetas en la entrada del socavón para no dejar entrar a nadie. 

Al día siguiente, un video mostraba cómo sacaban los cadáveres del socavón ilegal durante la madrugada.  A oscuras como suele suceder en ese lugar Y es ahí donde Ronald Urrutia Castillo, fiscal adjunto de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de Sánchez Carrión,  recién por las imágenes, dijo se “realizarán las investigaciones”. Mientras tanto, los cadáveres estaban siendo trasladados a Cajabamba y Jorge Espejo clausuraba su socavón para evitar una inspección. Todo para borrar rastro.

Tres meses después se sabe lo que ocurrió realmente. Aquella noche de mayo en el socavón ilegal de Minerals Doña Julia,  Espejo Moreno y su personal no dejaron entrar a nadie. Uno de ellos reveló que “le dijimos que podíamos intentar un rescate, pero don Jorge dijo que ya no podíamos hacer nada. Que era mejor cerrar para evitar que entren los familiares y esperar la noche para sacar a nuestros compañeros. Además,  ofreció junto a  su socio  Félix Escobedo Carbajal dinero para que no se supiera nada de las muertes en el socavón ilegal”. Un testimonio lapidario.

Paciente Investigación

Gracias a una investigación hoy surge la verdad. Se obtuvieron las imágenes y video del cadáver de Merardo Fernández Acevedo. En las imágenes se aprecia, cómo envuelven el cuerpo en frazadas y lo levantan sin la presencia de las autoridades, para luego subirlo en una furgoneta. Se declararon cuatro muertes oficiales. No se sabe si hubo más.

Resulta increíble que los funcionarios del Ministerio Público no hayan encontrado un solo culpable a pesar de las evidencias existentes en ese momento y que hoy salen a luz a través de fotos, video y el testimonio de Lidia Ángela Roque Vargas, quien perdió a su conviviente Merardo Fernández Acevedo esa maldita noche de mayo.

Su historia coincide con las versiones de otros deudos, silenciados por dinero. Coincide también con la ineficacia del fiscal  Urrutia Castillo, quien adujo no haber encontrado los cuerpos en el lugar de los hechos para realizar las investigaciones.  “Incluso, la Policía llegó al lugar, pero luego de acercarse y conversar con algunos sujetos se retiraron para no volver más. Cuatro personas habían fallecido por inhalar gases tóxicos en Minerals Doña Julia. Sin embargo, ni el fiscal, ni los policías actuaron con decisión. Prefirieron quedarse de brazos cruzados”, lamentaron los deudos.

A pesar de ello, Jorge Espejo Moreno, sigue  libre y caminando tranquilo en Shiracmaca. Incluso quiere ser presidente de ronda en el mencionado caserío. De igual forma su aliado Oswaldo Alva Polo agente municipal. Quieren ser autoridades para seguir actuando impunemente.

Ambos, y los hermanos Sánchez Ballena, tienen una medida cautelar de suspensión de todas sus actividades mineras, emitida por la Gerencia Regional de Energía y Minas de La Libertad a través de la resolución 0266-2020-GRLL-GGR/GREMH. Pero siguen haciendo de las suyas en una zona infestada de mineros ilegales ante el desinterés  y la indiferencia del Ministerio Público para intervenir a los mineros ilegales en cerro El Toro (Huamachuco).

Estas muertes se suman a las más  de 100 muertes que han quedado en el olvido y cientos de folios refundidos en cajones en los últimos años.  Sin embargo, para Lastenia Acuña, Fiscal Provincial Titular Especializada en Materia Ambiental, la minería ilegal en Huamachuco no representa una amenaza ya que solo involucra a 500 personas. Ignorando los delitos que genera  esta actividad ilegal, además del tráfico de explosivos y cianuro. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario