Rose, la sanmarquina hija de Manchay que destacó en competencia mundial de debate - TRUJILLO ES HOY

miércoles, 1 de septiembre de 2021

Rose, la sanmarquina hija de Manchay que destacó en competencia mundial de debate

 Cuando Rose Vento Salvatierra salió por primera vez de la comunidad de Manchay, ubicada en el distrito limeño de Pachacámac, tenía 17 años. “Era la primera vez que yo salía al mundo”, dice sobre ese lugar de quebradas de piedra y cerros de arena, ubicado a dos horas y media de la universidad que ella eligió para estudiar su educación superior, en busca de ofrecerle un futuro mejor a su mamá y hermano menor.  

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), donde ahora ella estudia el séptimo ciclo de la carrera de Educación con la Beca Permanencia del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación, fue la respuesta para definir su futuro. “Mi hogar está compuesto por mi mamá, mi hermano menor con autismo y yo. Siendo la mayor empecé a sentir la responsabilidad de ser no solo un ejemplo, sino además un soporte económico”. 

Manchay es una palabra quechua que significa miedo. Eso fue lo que ella sintió esos primeros viajes en transporte público hacia su universidad, observando desde el bus a una Lima que se abría más allá del horizonte de Pachacámac, que se formó con migrantes, como su mamá, Jeanneth Salvatierra, quien llegó a Manchay de muy joven, desde Ayacucho, huyendo de la violencia terrorista de los años ochenta.  

Antes de ingresar a la universidad, Rose era muy conocida en Manchay. En 2012, cuando ella iniciaba la secundaria en el colegio San Francisco de Asís, fue seleccionada para recibir al presidente de la república en representación de los estudiantes. “Fui una niña muy extrovertida, me gustaba participar, actuar, era la que daba las palabras alusivas, y como iba a venir el presidente a inaugurar el año escolar, los profesores me eligieron porque dijeron que era la que mejor iba a hablar”. Un arte que años después la llevaría a competir en todo el mundo. 

Entrenando para ser campeona mundial 

Con mucho esfuerzo, y luego de postular dos veces a la universidad, Rose había logrado ingresar a la Decana de América para estudiar Educación, guiada por su pasión de enseñar a los niños. Su primer día de clases fue acompañada de su amigo Christian Mundaca, con quien luego se haría parte del Círculo de Debate de San Marcos, y donde desarrollaría más el arte de la oratoria, la argumentación y el pensamiento crítico.  

Este año, Rose y Christian se convirtieron en subcampeones en el Campeonato Mundial Universitario de Debate en Español (CMUDE) 2021, donde participaron 165 equipos de habla hispana de todo el mundo. Ellos dejaron en alto el nombre del Perú.  

“La preparación fue ardua y durante muchísimo tiempo. Tenemos el mérito de ser la primera universidad pública del Perú en llegar a este nivel. En muchas universidades del país existen los círculos de debate, igual que en otros países del mundo. Nosotros hemos estado preparándonos para ser campeones mundiales”, explica Rose. 

“Ha sido una experiencia de superación permanente. Lo hemos hecho con recursos muy limitados, sin apoyos, sin coach. En otros torneos perdimos, por eso para nosotros esto es un gran logro”, agrega la joven de 21 años. 

El día de la gran final del CMUDE 2021, al realizarse de forma virtual por la pandemia, Rose y Christian se conectaron desde Pachacámac. Una vez que les fueron asignados los temas, tuvieron 15 minutos para prepararse y luego siete minutos para realizar su discurso. “Antes de realizar tu discurso, puedes hacer una dedicatoria, que la dirigí a los estudiantes de las universidades públicas, a los escolares del Perú y a mi mamá, a quien admiro mucho”, dice Rose, plasmando en su historia la famosa frase “Manchay, tierra noble y generosa, abierta a la esperanza".



No hay comentarios:

Publicar un comentario