CARNES NO CERTIFICADAS PONEN EN RIESGO LA SALUD PÚBLICA - TRUJILLO ES HOY

lunes, 18 de abril de 2022

CARNES NO CERTIFICADAS PONEN EN RIESGO LA SALUD PÚBLICA

    Pese a ser productores, consumimos carnes que llegan de Chile y Argentina.

 

El mayor porcentaje de carnes de bovino, ovino, cerdo y aves que consumimos proviene de camales clandestinos y no tiene sello municipal sanitario lo que pone en serio riesgo la salud de la población en general. El tema fue abordado en reunión del vicegobernador regional Ever Cadenillas con directivos de Colegio Médico Veterinario Departamental de La Libertad, para exponer la situación crítica en que está la salud de la comunidad.

 

Ante esta alerta sanitaria, Cadenillas propuso una nueva reunión de trabajo con representantes del Servicio Nacional de Seguridad Alimentaria (Senasa) para que expongan al respecto, pidiendo un informe relacionado al nivel de atención que se ofrece en los camales de La Libertad y sobre las actividades de fiscalización, control y vigilancia sanitaria que realizan.

 

Similar información se solicitará a las municipalidades y a las empresas privadas que están a cargo de camales.

 

Los directivos del colegio, liderados por su decano, Doménico Sáenz Cieza, señalaron que la nueva pandemia para la salud pública lo constituirá la venta indiscriminada de carnes sin certificar, provenientes de camales clandestinos, casas o la que se beneficia en mercados como La Hermelinda, sin cumplir con los mínimos requisitos sanitarios o de infraestructura.

 

Demandaron luego que se elabore un proyecto para contar con un gran camal. Al respecto, Ever Cadenillas precisó que, tratándose de una competencia edil, cualquier iniciativa debe nacer en los municipios. “La mayor parte de los que hay son privados, pero se puede trabajar en un proyecto en asociación público privada”, puntualizó.

 

La Libertad es una de las regiones del país con alta producción de aves, pero muchas avícolas no cumplen con las condiciones de zonificación o de sanidad. No hay registros oficiales de producción, pero se estima unas 100 mil toneladas al año y mucho más que no se sabe cómo salen y provienen de canales clandestinos.

 

En el caso de los cerdos, por ejemplo, los benefician en el interior, principalmente en Otuzco, y llegan a Trujillo como jamón o embutidos.

 

Los directivos manifestaron su preocupación recordando que hasta hace algunos años se tenía un registro de que 5 a 6 chanchos llegaban cada día a los camales con cisticercosis (triquina) o parasitosis y ahora solo uno cada mes. “Eso es muy sospechoso”, dijeron.

 

Respecto a la carne de pollo, indicaron que aproximadamente el 90% de la producción que llega a los mercados o puntos de venta no cuenta con certificación sanitaria porque se beneficia en camales clandestinos.

 

“Hemos venido a tocar puertas como Colegio para generar un informe o estudio que involucre a las universidades, para planificar y proyectar acciones concretas”, dijo el decano de los médicos veterinarios.   




No hay comentarios:

Publicar un comentario