GRAVE CRISIS AMBIENTAL Y ALIMENTARIA AMENAZAN AL MUNDO - TRUJILLO ES HOY

domingo, 7 de agosto de 2022

GRAVE CRISIS AMBIENTAL Y ALIMENTARIA AMENAZAN AL MUNDO

 ·         Cambio climático traerá sequías, inundaciones, incendios forestales, entre otros.

 

El afianzamiento hídrico es de suma importancia para los intereses de La Libertad para atender los nuevos retos del mundo por el cambio climático, que implica prolongadas sequías en algunas partes del mundo e inundaciones en otras, incendios forestales y crisis alimentaria. Esto último se agrava en el país debido a la falta de fertilizantes para el agro.

 

“Indudablemente, ante este panorama, hay un gran desafío mundial donde el agua es clave para su atención y el desarrollo de los pueblos y por eso hemos dirigido nuestros mejores esfuerzos para contar con este recurso”, manifestó el gobernador Manuel Llempén Coronel, destacando los avances logrados en el programa regional Siembra y Cosecha de Agua al término del izamiento pleno efectuado ayer en la plaza de armas de Trujillo.

 

Como país tercermundista esta crisis generada por la guerra entre Rusia y Ucranía nos va a seguir afectando aún en los próximos meses y quizá años. A eso se suma la crisis medioambiental y climática, que se va a acrecentar en los próximos años.

 

“Este es un desafío mundial en el que se debe trabajar conjuntamente. Se necesita el apoyo y participación de todos para evitar mayores daños por lo que pueda ocurrir. Con los incendios forestales o sequías la seguridad alimentaria estaría expuesta”, dijo la autoridad regional.

 

Otro gran inconveniente es que en el mundo ya no hay cuatro estaciones definidas sino solo dos claramente marcadas, lo que implica que si hay lluvias serán prolongadas y si hay sequías igual y no estamos preparados para dar un respuesta temprana, inmediata y oportuna, agregó.

FAO RECONOCE LABOR DEL GR

Respecto al trabajo que se realiza en La Libertad, Llempén recordó que Mariana Escobar, representante en el Perú de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), reconoció la labor que se viene haciendo por el afianzamiento hídrico y la seguridad alimentaria al dar especial importancia a la agricultura familiar para el abastecimiento de la alimentación de los pueblos y la sostenibilidad del uso del agua.

 

Siembra y Cosecha de Agua es ahora replicado en otras regiones, lo que es motivo de orgullo. Es el programa regional emblema de la gestión, por los 15,000 reservorios instalados que ayudarán a mejorar las condiciones de vida de miles pobladores del ande al ganar 15 mil ha de la agricultura familiar a la de consumo. La meta es incorporar 35 mil ha, para ser la despensa del país. Chavimochic invirtió 1,200 millones de dólares para tener 27 mil has en producción y en el ande, ganando 35 mil has solo se invertirá 40 millones de dólares.

 

Ahora todos quieren reservorios y no hay presupuesto. Siempre se pensó en represas, pero para eso se necesitan muchos recursos. Cuando llegaba la lluvia los campesinos sembraban y no podían hacer un riego de cultivo adecuado. Irrigaban un día si un día no y cuando no llovía tenían problemas. Sembraban y cosechaban 12 toneladas de papa por ha. La pobreza era muy alta, se dedicaban al cultivo de sobrevivencia y su alimentación estaba basada en la papa y arroz, por eso los indicadores de anemia se incrementaron.

 

Antes, si no había agua no había siembras, pastos, ganadería y alimentación. Allí nace Siembra y Cosecha de Agua. La idea de convertir una gota de lluvia en un mar de oportunidades está empezando a dar resultados.

 

En la administración pública para cada proyecto se tiene que elaborar primero un perfil, el expediente técnico y cumplir una serie de estudios que lo alargan mucho tiempo. Para Siembra y Cosecha de Agua solo se hizo un expediente que sirvió como modelo para saber cuánto de dinero se necesitaría y comprar geomembrana para evitar que el agua se filtre. El gran objetivo es que al 2030 La Libertad sea una región próspera, moderna, competitiva, sostenible y con servicios de calidad en salud y educación.

 

Con ese expediente se visitó las provincias del ande, pero nadie creía en el proyecto. Hubo que alquilar su terreno a un campesino que tenía dos hectáreas, en Huamachuco; además de pagar el alquiler se le contrató para que trabaje y se hizo el primer reservorio con la maquinaria del gobierno regional y personas contratadas, pero al revisar costos para continuar se vio que era imposible pagar para hacer las excavaciones. Se necesitaba la participación de los campesinos y se logró su apoyo, revalorando la minga. Ahora solo se contrata personal para hacer las qochas (lagunas artificiales que abastecen a los reservorios).

 

Ahora el campesino tiene agua permanente y ese cultivo de papa que antes producía 12 toneladas por hectárea produce 30 tn. Como hay agua todo el año sembrarán dos veces, sacando 60 toneladas en el mismo terreno. Eso significa productividad, generación de más recursos económicos y bienestar para las familias del ande.

 

Con este programa se revaloró la ancestral minga. Mientras las mujeres cocinan sus esposos o hijos hacen trabajo comunal, sintiendo suyo este proyectoEs difícil llevar a la parte alta de las cuencas la geomembrana, donde están las qochas, porque no hay carreteras. Los campesinos la han llevado con mucho esfuerzo, sobre sus hombros y en acémilas.

 

Ahora que tienen agua siembran pasto, crían cuyes, aves y se les pide que a sus hijos menores de cinco años les den un huevo diario y carne de cuy para ayudar a erradicar la desnutrición en las próximas generaciones. En las qochas también se están sembrando truchas.

 

También se tiene que trabajar mucho con los niños y adolescentes en la cultura de la prevención para formar ciudadanos responsables con el medio ambiente y sensibilizar a la población para cambiar su forma de pensar respecto a estos temas, añade Llempén.

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario